¿Cómo son los seguros de las embarcaciones de recreo?

Un seguro de embarcaciones de recreo  te permite poder navegar seguro y con total tranquilidad, ya que este tipo de seguro es completamente obligatorio en estas embarcaciones y como mínimo deben disponer de uno de responsabilidad civil, que es el que cubrirá los daños que les puedan ocurrir a terceras personas.

Asimismo, mientras estas embarcaciones de recreo como lo son los yates, catamaranes y lanchas,  tengan toda su documentación en regla podrán navegar tanto por aguas nacionales como internacionales, así como también por las conocidas tierras de nadie.

Por otro lado, a diferencia de los autos, en las embarcaciones siempre se debe llevar el recibo o contrato del seguro que se tenga para justificar que el navío está asegurado. Sin embargo, si este recibo no se tiene al momento de salir a navegar, puede ocurrir que reciban una infracción grave.

Igualmente, en el recibo o contrato debe aparecer el nombre de la asegurada, también debe estar incluido el periodo de duración del mismo y que además cuenta con el seguro obligatorio.

Seguro obligatorio

Las embarcaciones de recreo deben contar con un seguro obligatorio de Responsabilidad Civil. No obstante, esta normativa se aplica a todos los vehículos de motos que tenga como destino la navegación de recreo o deportiva.

Es por esta razón, que la responsabilidad civil que deben tener los navieros tiene que tener las siguientes coberturas las cuales son:

  • Daños materiales a terceras personas
  • Muerte o lesión corporal a terceros
  • Daños a barcos por alguna colisión o sin contacto
  • Pérdidas económicas que hayan sufrido por terceras personas en caso directo de una muerte, daño o lesión.

Otras opciones

Por otro lado, las embarcaciones de recreo pueden optar por otras coberturas que son opcionales para ellos y que también los hará sentirse más seguros cuando estén navegando. Estas otras opciones que pueden contratarse son:

  • Daños propios a las embarcaciones: El seguro cubrirá la pérdida completa del navío, así como también algún robo o daño que reciba la propia embarcación.

 

  • Protección jurídica: El seguro defenderá los intereses de la persona que contrató el seguro. Además, le adelantara al tomador alguna indemnización que pueda necesitas.

 

  • Accidentes personales: También los asegurados pueden optar por contratar una cobertura que cubra algún fallecimiento, invalidez o accidente que pueda ocurrirle a los pasajeros o hasta el mismo capitán.
  • Asistencia en viajes: esta cobertura cubre alguna asistencia viajera que necesiten tanto los pasajeros como el propio personal de la embarcación.

Ventajas

Por otra parte, si cuentas con un seguro de embarcaciones de recreo tendrás la ventaja de navegar tranquilo y seguro, por lo que debes tomar en cuenta al momento de contratar este seguro es:

  • De acuerdo a tus necesidades elige cuales son las coberturas que se adapten a ti.
  • Protege tu barco mientras estás navegando, así mismo aunque también te encuentres en tierra o durante el traslado del mismo.
  • Asegúrate que la prima que cancelas en la póliza sean calculadas de acuerdo a la experiencia que poseas, también al tipo de licencia, la edad que tenga el navío y además deben estar incluidos los límites de navegación.

Deja un comentario