El análisis es fundamental para elegir el seguro de tu vehículo

Los vehículos son las máquinas más impredecibles que pueden existir en el mundo para que sufran una eventualidad. Bien sea por accidente, imprudencia o simplemente descuido, el tener una póliza de seguro para tu carro te aliviará más de un dolor de cabeza. Sólo debes de analizar y hasta estudiar cada una de las posibilidades que te muestren las aseguradoras de tu zona, para que elijas la cobertura que más se ajusta a tus necesidades.

Asegurar tu vehículo contra cualquier eventualidad es lo mejor que te puede pasar por la mente, más si quieres aliviar esos dolores de cabeza que suelen dar cuando ocurre algo y no hayas cómo resolver con facilidad.

Y es que pagar por este tipo de servicios, de acuerdo a la póliza que elijas, te ayudará a cancelar gastos a la hora de un accidente de tránsito, daños en el carro, pérdidas, entre otras cosas.

Sólo debes de tomarte tu tiempo, analizar y estudiar cada una de las posibilidades que las compañías aseguradoras te presenten, para que tomes la decisión correcta.

Recuerda que muchas veces lo barato sale caro. Es por eso que no deberías fijarte por lo económico a la hora de tomar una decisión, sino por la cobertura, es decir, la cantidad de beneficios que te pueden ofrecer a la hora de una emergencia.

Dentro de las revisiones personales que debes de hacer consiste en ver, por ejemplo, qué tanto viajas, para saber si la máquina tiene posibilidades de sufrir un desperfecto en cualquier momento. También es bueno estudiar en dónde guardas el vehículo, para ver si necesitas que dentro de la cobertura esté incluida la indemnización por robo. Como estas, hay un sinfín de opciones por chequear antes de tomar la decisión que mejor te parezca.

Tipos

En el país existen dos clases de pólizas de seguro para carros:

Terceros: Como su nombre lo expresa con claridad, va destinado a indemnizar a terceras personas con parte o la totalidad de los gastos tras sufrir, por ejemplo, un choque de vehículos o cualquier otra clase de accidentes. El asegurado está en todo el deber de cubrir sus daños.

Como parte de una estrategia para enriquecer sus pólizas, las empresas también ofrecen los servicios adicionales para dar la cara en caso de robo, rotura de lunas hasta asistencia de viaje. Por eso debes buscar opciones de compañías aseguradoras para ver si los servicios se ajustan a tus necesidades.

Todo riesgo: Esto no quiere decir que la empresa aseguradora va a cubrir todos tus gastos, por ejemplo, para comprarte un carro de último modelo en caso de que el tuyo sufra pérdida total. Esto en realidad significa, que la compañía te devuelve el dinero por el cual se encontraba valorado tu carro, en el momento del incidente.

Además, debes de leer muy bien el contrato, de elegir esta opción, porque hay aseguradoras que no cancelan accidentes en carreteras que ellos llaman “no aptas”. Es decir, que no cuentan con las condiciones para transitar. Así como estas, existen varios percances que pudieras presentar, en caso de no informarte adecuadamente.

Deja un comentario