Seguros necesarios para un negocio pequeño

Los seguros empresariales ofrecen protección en las inversiones de los negocios, transacciones, propiedad y también a los empleados. No solo hay seguros para grandes empresas, también los hay para pequeños negocios.

Lo importante será tenerlos resguardados ante cualquier emergencia. Un seguro ya se ha convertido en un requisito indispensable que no puedes obviar, recuerda que éste debe estar adaptado a las necesidades de tu negocio.

Para elegir el seguro adecuado debes preguntarte en primer lugar, ¿Qué necesitas proteger?, ¿De qué forma?, ¿Oficina u otras áreas?, en caso de incendio, ¿Equipos por un posible robo?, ¿Cuánto vale esa protección?, todas estas inquietudes te ayudarán a seleccionar adecuadamente el seguro que verdaderamente necesita tu negocio. Recuerda que la inversión en esta póliza dependerá de lo que cubra dicho seguro.

A continuación señalaremos cuáles son los tipos de seguros para las pequeñas empresas, toma nota:

  1. Póliza de Dueño de Negocio: Este tipo de póliza estándar ofrece cobertura para la propiedad, en caso de incendio, robo, etc., responsabilidad civil, interrupción del negocio y, en ciertas ocasiones, compensación a los trabajadores. Las cláusulas de cada póliza son distintas, por lo tanto asegúrese de que la vaya a elegir tenga lo que usted necesita.
  2. Seguro a la Propiedad: Este seguro ofrece cobertura a su negocio o pequeña empresa en caso de pérdidas o daños provocados por un incendio o vandalismo a su propiedad. La mayoría de estas pólizas incluyen Seguro a la Propiedad. Por lo general, la cobertura a la propiedad comercial se estipula en dos categorías: La primera sería construcción, aquí se cubren los daños a los bienes causados por fuego, vandalismo, etc., y segundo, propiedad personal, tal como la oficina y su mobiliario, archivos, materiales, etc.
  3. Seguro de compensación de trabajadores: Este seguro cubre la asistencia médica y los salarios perdidos de los empleados en caso de un accidente laboral, generalmente este seguro se requiere en todas las empresas. Sin embargo, cada país determinará sus propios requerimientos para la cobertura de compensación a sus trabajadores. Por otro lado, quedan exentos de esta cobertura, los contratistas independientes, propietarios de negocios, empleados domésticos en casas privadas, trabajadores agrícolas y los voluntarios no remunerados. Es recomendable que consultes con tu asesor de seguros para una mayor información en relación  a esta cobertura.
  4. Seguro Sombrilla: Esta póliza es muy particular, ya que brinda una cobertura adicional a la de los seguros contratados cuando las pérdidas superan los límites de su póliza de Responsabilidad Civil primaria. Esta cobertura por lo general aplica a seguros de Responsabilidad Civil para automóviles o Responsabilidad Comercial.
  5. Seguro de interrupción de negocio: Cubre las pérdidas generadas como consecuencia de que tu empresa se ​​declare inoperable. Generalmente, este seguro sólo se puede ejecutar cuando se haga un reclamo abierto en tu póliza por la pérdida del negocio.

Esta cobertura incluye el reembolso de los gastos de servicios públicos en general. Así como otros gastos que se sigan produciendo aun cuando la empresa no esté apta para obtener ingresos.

 

Deja un comentario